S28-14

S28-14 ONLINE

DIFUSIÓN Y ADOPCIÓN DEL IMAGINARIO NEOLIBERAL EN LOS DISCURSOS DE POLÍTICA EDUCATIVA A TRAVÉS DE DIFERENTES ESCALAS: LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

El ‘imaginario neoliberal’ vinculado a la globalización enmarca y da sentido a las nuevas formas de poder discursivo y material que promueven los actores transnacionales y supranacionales en el ámbito educativo. Es en este contexto en el que se circunscribe el surgimiento de uno de los imaginarios más poderosos en los discursos de política educativa global, el de la Economía del Conocimiento que convierte a la educación en la materia prima para lograr mayor productividad y a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las herramientas imprescindibles para adquirir, crear y distribuir el conocimiento. El conocimiento es el principal vector de evolución de las sociedades occidentales y esto tiene profundas implicaciones para las políticas educativas.

 

Nos proponemos con este trabajo analizar la trayectoria que sigue la formación del discurso que conforma una política educativa global centrada en la economía del conocimiento a partir de su inclusión en la agenda educativa global (AEG). Nos interesa, específicamente, estudiar cómo construyen el discurso sobre economía del conocimiento los distintos actores en diferentes escalas (global, supranacional, nacional y local). Este es, por tanto, un análisis sobre dos caras de una misma moneda: la difusión y la adopción del discurso global sobre una política educativa.

 

El enfoque metodológico vertical case study (VCS) propuesto por Vavrus y Bartlett (2009) es de gran utilidad para trazar los discursos con los que los actores difunden la política educativa a lo largo de las distintas escalas. Asimismo, ayuda a analizar cómo se producen determinadas interpretaciones “localizadas” de un fenómeno en diferentes espacios locales (Bartlett & Vavrus, 2016). A fin de comprender cómo construyen los actores los discursos de difusión y de adopción de la política en cuestión y si éstos convergen entre sí, estudiamos, en primer lugar, los documentos técnicos, programáticos o normativos que emanan de los agentes más influyentes en la política educativa global (Banco Mundial y OCDE), supranacional (Unión Europea), nacional (Ministerio de Educación) en relación con la Economía del conocimiento (TIC); y, en segundo lugar, los discursos políticos de los actores locales.

 

Los textos analizados ponen de relieve que la política educativa relacionada con la economía del conocimiento en el ámbito europeo, estatal y regional está  fuertemente determinada por las ideas globales de capital humano, competencias clave, racionalidad instrumental tecno-científica, que se orientan a conseguir un mayor crecimiento, competitividad y empleabilidad de sus economías. Sin embargo, aunque es posible constatar la influencia internacional y europea, en el discurso estatal y muy especialmente en el regional, se aprecia un acento significativo en los aspectos sociales de la educación. Esto muestra que las contingencias nacionales y locales pueden producir significados y prácticas diferentes o, al menos, matizados.

 

 

Palabras Clave: Policy process, política educativa global, globalización, Economía del Conocimiento, TIC

Documentación ONLINE

Ver el video en youtube

Documento Complementario de Apoyo
Descargar Pérez-López-_Eva-ECONOMÍA-DEL-CONOCIMIENTO.pdf

Firmantes

Nombre Adscripcion Procedencia
Eva María Pérez López Universidad de Extremadura Extremadura

Comentarios

  1. 2020-04-01 13:36:16

    Estimada Eva muchas gracias por tu interesante propuesta. Me ha gustado, en especial, la metodología VCS que tan detalladamente has aplicado. Leyendo los comentarios (muy interesantes también) de Estrella se incorporan dos ideas que resumiré de la siguiente manera: La primera sería que la empresa ya está formando eficientemente el capital humano de forma especializada (luego ya no es tan necesaria esa función en el sistema educativo). La segunda es que los padres tienen a orientar la formación de sus hijos pensando también en un futuro profesional que mejore la situación familiar en su conjunto. Es decir, la oferta de las empresas y la demanda de las familiar llevarían a esa visión neoliberal y utilitarista de la educación que sigue vigente en las altas esferas de decisión, si te he comprendido correctamente. Y ahora viene mi pregunta/reflexión: Si la ideología neoliberal de las normas supranacionales está mediada / interpretada por los gobiernos españoles (recordemos que la práctica totalidad de las leyes educativas han emanado de gobiernos socialistas) y, tras este filtro socialista, pasa por las autonomías (muchas de ellas socialistas y otras gobernadas por neoliberales) y, a continuación, pasan a las instituciones educativas, públicas, concertadas y privadas, de muy diversas ideologías... ¿Qué ideología finalmente llega al plan de estudios del alumnado? Es decir, yo propongo la tesis de que la ideología de los padres (si estos tienen capacidad de elección) crea una demanda que se satisfacen, finalmente, por instituciones educativas de muy diversa ideología, resultado de tras numerosos y variados filtros. En conclusión, es el mercado quien asigna los recursos.

    • Eva Mª Pérez López2020-04-01 14:14:18

      Hola Iniesta, gracias por tu comentario y por tu análisis. La recontextualización de los discursos sobre economía del conocimiento tiene lugar en distintas escalas. Si bien el discurso se construye por organismos internacionales (Banco Mundial, UNESCO, OCDE, FMI) y, en el caso de España, por instituciones supranacionales (UE), es en el ámbito nacional (y subnacional en el caso de España, teniendo en cuenta que las competencias educativas están transferidas a las CCAA) en el que estos discursos son "decodificados". Y en este proceso de "decodificación" interviene la ideología. No importa tanto si las leyes educativas emanan de un gobierno socialista o popular, como qué ideas contienen los distintos textos legislativos. Si realizas una comparativa de leyes educativas de gobiernos socialistas y populares encontrarás elementos perfectamente identificables con el imaginario neoliberal al que aludo en mi ponencia, ya sea el de la competitividad, la productividad, el rendimiento, rendición de cuentas, emprendimiento, cheque escolar... conceptos todos ellos propios de la economía. Sin embargo, se perciben importantes matices que tienen que ver con la función que desde cada doctrina ideológica se otorga al sistema educativo. Como bien dices, aunque las leyes orgánicas de educación sean de obligado cumplimiento, pues es al Estado al que compete la regulación del sistema educativo, cada CCAA puede elaborar en el desarrollo legislativo normas con una orientación ideológica más liberal o más socialdemócrata, eso sí, dentro de lo establecido por la Ley orgánica. Y una vez que llega a los centros, en incluso a las aulas, con profesorado con ideología diversa, aparece la caja negra de la educación. No entiendo muy bien la tesis que sostienes en relación con la ideología de los padres y la creación de una demanda satisfecha por instituciones educativas. En lo que a la elección de centro por parte de las familias se refiere, los padres tienen una libertad de elección condicionada por la programación de puestos escolarees que compete a la administración educativa regional. Es decir, los padres podrán elegir un determinado centro siempre que la demanda no supera la oferta porque, en tal caso, la asignación de plazas se realiza siguiendo criterios de prelación en las preferencias. Disculpa si no estoy contestando al planteamiento que formulas. Y respecto a que la empresa forma eficientemente el capital humano de forma especializada y que, por tanto, no es necesaria esa función en el sistema educativo... Siguiendo la teoría del capital humano, es en el sistema educativo donde se adquieren y desarrollan las habilidades y competencias que requiere una persona para participar en el sistema productivo de manera eficiente. Por tanto, la educación se convierte en un elemento clave del desarrollo económico de un país. Ante esta visión excesivamente economicista de la educación, existen otras propuestas teóricas que propugnan la preeminencia de la función social de la educación, como elemento de compensación de desigualdadades y de cohesión social, en detrimento de la visión puramente instrumentalista. Un saludo

  2. Estrella Trincado Aznar2020-04-01 11:04:25

    Hola Eva, muy interesante la comunicación. Como dices, la teoría del capital humano "neoliberal", la de la escuela de Chicago, es una teoría utilitarista que instrumentaliza la educación publica, que se supone que permite lograr mayor crecimiento económico (algo que muchos estudios demuestran que no es cierto) ; sin embargo, muchos liberales clásicos eran críticos del utilitarismo. Por ejemplo, Adam Smith, consideraba que la educación obligatoria era una manera de contrarrestar el efecto pernicioso de la división del trabajo. El mercado crea por sí mismo el adiestramiento profesional o especialización para el crecimiento, pero esta especialización tiene un efecto negativo que es la "alienación": el hecho de dedicarse a una tarea muy especifica hace que no veas el bosque y te embrutezcas (producir la "cabeza del alfiler" de Adam Smith). Así, se pierde el autocontrol necesario para fomentar virtudes cívicas o ciudadanas para la defensa de la nación. Por ello, y no por el crecimiento de la riqueza, es necesaria una educación obligatoria. También John Stuart Mill planteaba la educación como un fallo de mercado: los padres eligen, no los niños, y si no conocen los beneficios de la educación, no pueden saber que es un "placer superior". Por ello, unos padres sin cultivar no pueden decidir sobre la educación de sus hijos y convertirlos en bienes de inversión, en unas manos más para la economía familiar. La educación debe ser obligatoria (aunque no necesariamente estatal) para promover la igualdad de oportunidades. Mi pregunta sería si crees que la política educativa debe cambiar en el sentido cívico y de qué forma debería o podría hacerlo. Gracias.

    • Eva Mª Pérez López2020-04-01 13:29:37

      Hola Estrella, gracias por tu comentario y por la reflexión teórica que lo acompaña, sin duda, muy ilustrativa. La educación, entendida como transmisión de valores, aptitudes y capacidades, es una competencia del Estado. Solo desde esta óptica, es posible la transmisión de una ética cívica común asentada en principios universales. Es por ello que, la transmisión de esta ética común es una exigencia ineludible del Estado en cualquier sociedad democrática. Y hoy, más que nunca, la educación cívica es imprescindible para reforzar las democracias de las amenzas que se ciernen sobre ella. Pero siguiendo con J.S. Mill, hay que profundizar en la idea de "educar en la autonomía" vinculando el desarrollo de las capacidades individuales con la función socializadora que igualmente caracteriza a la educación. Ese vínculo requiere políticas educativas que determinen qué se quiere enseñar, es decir, qué tipo de conocimiento deben adquirir los estudiantes en relación con la ciudadanía cívica. A partir de este interrogante, retomo el planteamiento inicial:hay que mejorar el conocimiento y las aptitudes políticas de los estudiantes y conseguir una mayor participación en la cosa pública. Un saludo.

  3. FRANCISCO JAVIER AMAYA FLORES2020-04-01 10:26:35

    Buenos días, profesora Pérez. La felicito por su aportación al Congreso. Demuestra un conocimiento de la política educativa a distintos niveles que, sin duda, aporta luz a las investigadores de la materia. ¡Felicidades! Me gustaría plantearle tres cuestiones: ¿Cómo se concretó, educativamente hablando, en Extremadura el equilibrio entre la economía del conocimiento y la cohesión social? Si descendemos en los niveles, basándonos en la autonomía de los centros, ¿considera que se aplican normas de mercado en al interpretar las normas autonómicas o en la gestión de los propios centros educativos? Y, finalmente, su comunicación se centra en la primera década del siglo XXI, ¿cree que en Extremadura se sigue manteniendo el equilibrio al que se refiere en sus conclusiones? Muchas gracias.

    • Eva Mª Pérez López2020-04-01 11:09:27

      Muchas gracias por tu comentario, Francisco Javier. Como has podido comprobar en la presentación de la comunicación, la construcción del imaginario neoliberal ligado a la Economía del Conocimiento experimenta procesos de recontextualización en función de la escala en la que se adopte el imaginario. En el caso de Extremadura, al menos en el nivel discursivo que es el objeto del análisis, si bien se vinculaba la economía del conocimiento con una finalidad instrumental como podía ser disponer de una economía más competitiva gracias a la formación del capital humano, esta finalidad estaba supeditada a la igualdad de oportunidades y la cohesión social. Estos principios están presentes en todos los discursos del principal actor político en la promoción de este discurso en el ámbito extremeño. Por otra parte, y contestando a su segunda pregunta, el imaginario neoliberal sobre economía del conocimiento ha impregnado las políticas educativas en todos los ámbitos. Precisamente la autonomía de los centros, en una de las formulaciones discursivas que emanan de ese imaginario, al igual que el cheque escolar, la estandarización de la medición de los resultados educativos, etc. En todo ello, se aprecia, si se analiza detenidamente, un fuerte impacto del imaginario neoliberal que se concreta en la competitividad, la eficacia, la rendición de cuentas, la libertad de elección en los sistemas educativos y, por ende, en los centros. A la última pregunta no le puedo responder sin incurrir en juicios de valor que se alejan de un conocimiento basado en la evidencia científica. No obstante, le diré que las derivadas educativas de la doctrina neoliberal se están dejando notar en las políticas públicas y, es difícil escapar a su influjo se trate del ámbito territorial del que se trate.

  4. Pedro Solana2020-04-01 09:37:38

    Estimada profesora. Me ha resultado muy interesante su comunicación! Quería preguntarle, en este contexto de economía del conocimiento qué importancia considera que tiene y le están dando los distintos actores al aprendizaje a lo largo de la vida, por ejemplo, ahora que vemos el acelerado avance tecnológico y ante la necesidad del capital humano de las organizaciones de ir adquiriendo / adaptándose a nuevos conocimientos y habilidades, en el contexto de fenómenos como la transformación digital o la automatización de las industrias. Muchas gracias!

    • Eva Mª Pérez López2020-04-01 13:45:16

      Hola Pedro. Muchas gracias por tu comentario. Como bien dices, el aprendizaje a lo largo de la vida es uno de los elementos que vertebran la economía del conocimiento puesto que, si la adquisición de capital humano se relaciona con el crecimiento y la competitividad de la economía, éste debe ser renovado constantemente. Además, los nuevos enfoques en la organización del trabajo tienden a la flexibilidad, la adaptabilidad, el aprendizaje permanente y la habilidad para transferir la experiencia y el desarrollo de habilidades entre las distintas actividades. Claramente, se está en un mundo que requiere de un aprendizaje a lo largo de la vida. saludos cordiales

Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

ORGANIZA

COLABORA