S28-03

S28-03 ONLINE

La Asociación para el Progreso de la Dirección (1956-1977): una voz empresarial en la economía española

La Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) nació a raíz de la caída de la productividad industrial europea tras la Segunda Guerra Mundial. En virtud de los Acuerdos con Estados Unidos de 1953, España participó en el Programa de Ayuda Técnica que administraba la International Cooperation Administration (ICA). La ICA, que defendía desde el Plan Marshall los principios de la economía de mercado, envió entre 1954 y 1962 un total de 148 equipos españoles de intercambio técnico a Norteamérica representando a distintos sectores económicos. Los viajes de intercambio permitieron conocer de primera mano la técnica, la dirección y la mano de obra estadounidense en pos de la productividad, a la vez que elaborar una memoria final destinada a las ramas industriales respectivas.

Fruto de aquella experiencia fue la creación de APD en 1956. Entre sus fundadores destacó la figura de Bernardino Herrero Nieto, pionero del management en España. Con una fórmula similar a la American Management Association, APD contó en sus dos primeras décadas con cerca de 700 miembros, incluyendo entre ellos a las grandes empresas españolas, algunos ministerios, la mayoría de los bancos, empresas consultoras, etc. El conjunto de sus participantes representaba una cifra del orden del 70 por 100 del capital de las empresas españolas.

La APD llevó a cabo un activo programa de asambleas, conferencias y publicaciones, además de la realización de estudios de investigación aplicada. Alrededor de 1000 actos se celebraron durante 1956 y 1977, donde, aparte de la discusión de asuntos relativos al mundo de los negocios, se abordaron nuevas ideas, invenciones o sucesos que afectaban a la vida empresarial: la incorporación al Mercado Común europeo, los cambios sociales, las relaciones laborales, la inversión extranjera y el comercio exterior, entre otros.

El objetivo no consistió en establecer un claustro académico, sino en fijar un canal de comunicación de ideas, datos y experiencias entre empresarios y directivos sin distinción de rango. Dentro del elenco de figuras internacionales de la política, la economía y la empresa que acudieron a la llamada de APD destacaron Giovanni Agnelli, Peter von Siemens, Ludwig Erhard, Robert McNamara, Octave Gelinier, Peter Drucker y John Kenneth Galbraith.

Además de fórums, reuniones, seminarios y coloquios, Dirección y Progreso fue la revista mensual de APD que desde 1971 orientó las innovaciones dentro y fuera de la empresa española, al igual que las setenta obras de reconocidos especialistas que APD publicó en el periodo analizado.

En definitiva, dada su labor comunicativa, en esa época probablemente APD tuvo la máxima influencia sobre los altos directivos que las actividades de ninguna otra institución docente en el campo empresarial en España.

Palabras Clave: Historia de la Comunicación, Difusión de la Información, Historia Económica, Empresa, Productividad Industrial, Administración de Empresas [Tesauro de la UNESCO]

Documentación ONLINE

Ver el video en youtube

Documento Complementario de Apoyo
Descargar Nogueira_APD_Sesión-28-1.pdf

Firmantes

Nombre Adscripcion Procedencia
Antonio Nogueira Centenera Universidad Rey Juan Carlos España

Comentarios

  1. Estrella Trincado Aznar2020-04-01 08:19:52

    Muy interesante Antonio. Aunque no pretendiera crear un claustro académico ¿crees que tuvo APD alguna influencia en los programas de las facultades de empresariales y en su institución?

    • Antonio Nogueira2020-04-01 12:52:42

      Al principio, sus cursos especializados desarrollaron lo que luego habrían de ser, en cierto modo, parte de los programas de las facultades de empresariales. En los primeros veinticinco años, APD contaba con un amplio catálogo de cursos que abordaba diferentes cuestiones prácticas: Finanzas, Marketing, Logística, Recursos Humanos, Comercio Exterior, etc. Sin embargo, no creo que influyera en la programación de las facultades de empresariales que habrían de surgir en adelante. Cuestión aparte es la repercusión pública de las declaraciones de economistas destacados (Fuentes Quintana, Prados Arrarte, Figueroa, etc.) en los actos de APD. Por otro lado, la influencia empresarial de APD fue considerable. Por ejemplo, APD realizó en esa época un programa de actividades mucho más articulado, de cara a responder a necesidades formativas dentro de la gran empresa, que el Círculo de Economía de Barcelona.

Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

ORGANIZA

COLABORA