S15-17 02

El cuerpo y máquina en el arte contemporáneo.

Compartir en TWITTER/FACEBOOK/LINKEDIN

Deja tu comentario

Participa en esta ponencia enviádole tu pregunta o comentario a los autores

Añadir comentario

Firmantes

profile avatar
M. J. Agudo-MartínezUniversidad de Sevilla (ETSAS)

Enfoque

La figura humana tiene una tradición ancestral y un protagonismo indiscutible en el arte de todos los tiempos y culturas. Se trata de una búsqueda artística que guarda una estrecha relación con los avances tecnológicos de la humanidad, los cuales sin duda contribuyen a la revisión y sustitución de los paradigmas vigentes por otros mucho más acordes con la época en la que tienen lugar dichos avances. En este sentido, el arte se revisa y renueva continuamente de la mano de la tecnología.
La investigación se plantea como objetivo poner de manifiesto las diversas maneras cómo ha sido abordado el cuerpo, en el sentido de material artístico, por parte del arte contemporáneo, así como las correspondientes repercusiones asociadas a los diferentes cambios, tanto conceptuales como tecnológicos.
Desde un punto de vista metodológico, se trata por ello de plantear un estudio de casos que permitan poner de manifiesto la búsqueda de un hombre nuevo, asociado a las relaciones artísticas interdisciplinares del arte contemporáneo. Dicha búsqueda, iniciada en la primera mitad del siglo XX, supone además la apertura de nuevos horizontes culturales y de internacionalización en la génesis de la obra artística, lo que sin duda se traduce en un enriquecimiento recíproco de los artistas implicados.
De esta forma, partiendo de las vanguardias históricas, encontramos ejemplos interdisciplinares como los diseños y escenografías teatrales del Constructivismo, el Futurismo o la Bauhaus, coexistiendo con nuevos medios técnicos como las fotografías de László Moholy-Nagy y Lucia Moholy. Dicha coexistencia tiene su continuación en otros contextos diferentes, como es el caso del Black Mountain College, que sigue los postulados de John Dewey, con el arte como principio de la educación y con artistas como Merce Cunningham, John Cage, Josef Albers o Richard Buckminster Fuller. Otros ejemplos revisionistas son el The Living Theatre, o teatro experimental de Julian Beck y Judith Malina, pero también la actual ciberdanza de Ricardo Barreto y Paula Perissinotto.
En la misma argumentación, podría hablarse del cuerpo como concepto en Marcel Duchamp, e incluso de la importancia de la propia acción corporal, en artistas como Jackson Pollock y la Action Paiting, o de otros como Piero Manzoni e Ives Klein, así como de las implicaciones en arquitectura con Gordon Matta-Clark. En este sentido, en la Performance se hace ciertamente un uso claro del cuerpo, como es el caso del propio artista, ejemplificado sobre todo en Joseph Beuys, pero sucede lo mismo en el Happening, al utilizar como medio el cuerpo de los participantes del evento. Por ello, en el Body Art el cuerpo pasa a ser el máximo protagonista, al convertirse en el medio exclusivo, es decir, la materia prima de la obra artística. Cabe mencionar ejemplos como el del Accionismo vienés, con artistas como Hermann Nitsch, Günter Brus y Otto Muehl, o de artistas como Marina Abramovic, Vito Acconci, Chris Burden, Gina Pane o Lygia Clark.
Como resultado, se constata en nuestros días un progresivo, pero imparable, predominio tecnológico, que conecta a las personas y ofrece oportunidades nuevas de interacción e inmersión sensorial, real y/o virtual. Este planteamiento tecnológico despliega, sin duda, nuevos canales de exploración y comunicación. Se trata, en algunos casos, de novedosos enfoques con fronteras diluidas y ejemplos como el del arte ciborg de Stelarc, que postula la obsolescencia del cuerpo, junto a otros como Mona Hatoum o Neil Harbisson.

Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 02 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      M. J. Agudo-Martínez

      Comentó el 12/04/2023 a las 21:05:18

      Gracias Irma por tu comentario. Pienso que la construcción de artefactos se remonta al bipedismo, por la liberación de las manos y, en ese sentido, al homo faber u hombre que fabrica. Por eso, la construcción de máquinas va asociada con frecuencia a la consecución de sueños utópicos, de ahí que el ingenio sea el atributo del genio, sin distinción entre disciplinas. En cualquier caso, es cierto que la máquina tiene dos caras, de ahí el escepticismo dadaísta en contraste con el furor inicial futurista. Así, y dado que existe un arte social, considero que debemos apostar por una especie de hermanamiento colaborativo, capaz de desarrollar utopías tecnológicas y combatir distopías.

    • profile avatar

      Irma Fuentes Mata

      Comentó el 12/04/2023 a las 20:26:05

      Buenas tardes María José
      Es interesante el recorrido que haces sobre las obras que ponen el centro de interés en el cuerpo que altera o modifica su concepción natural, para llevarlo a otras funciones hasta la robótica, la historia del arte muestra un sinnúmero. de ejemplos que nos hacen entender un cuerpo extendido y convertido a una máquina. ¿que consideras que motiva los artistas a trascender de representar cuerpo natural a la construcción de cuerpos artificiales ? ¿Es posible que lleguemos a lo que la ciencia ficción propone a través del arte?


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Organiza

Colabora