S21-07 04

El pixel sublime: sobre el proceso de resonancia como esencia constitutiva del artefacto lúdico y videolúdico VS. La aceleración tardomoderna

Compartir en TWITTER/FACEBOOK/LINKEDIN

Deja tu comentario

Participa en esta ponencia enviádole tu pregunta o comentario a los autores

Añadir comentario

Firmantes

profile avatar
Jesús Albarrán LigeroUniversidad de Sevilla

Enfoque

Las características ontológicas del ámbito lúdico se muestran escurridizas a toda sistematización (Yepes, 1996). La condición del videojuego como artefacto lúdico de síntesis -arquitectura, programación, diseño, pintura- abre la posibilidad del estudio de su naturaleza a través de la estética contemplativa del arte. Algunos teóricos postmarxistas (teoría crítica) muy preocupados por la estética como Han (2022) o Rosa (2019) han alertado contra la gran aceleración de nuestras sociedades capitalistas occidentales y sus consecuencias sociales. Estas propuestas sistematizan consideraciones filosóficas orientales a través de una filosofía del estar ahí: una nueva relación con el entorno y la comunidad.

Esta noción filosófica del estar ahí presupone una nueva consideración en el estudio del videojuego como pura relación y un vínculo teórico con el tradicional concepto de sublimidad en el arte. Lo sublime como límite estético de lo pensable (Trías, 2021) se ha abordado con gran interés en la teoría y filosofía de la estética (Longino, Addison, Burke, Kant, Schelling, Adorno). La facultad insoslayable de recibir la experiencia estética más allá de los postulados propios de la belleza canónica clásica -desde el dolor, la violencia y el impacto emocional- reconoce una negociación en los procesos de virtualización, que otorga condición de idoneidad al binomio juego-arte (Gadamer, 2003, 1996).

Esta ponencia pretende explorar lo sublime contemplativo en la tradición artística como antesala del concepto de resonancia acuñado por Harmut Rosa (2019), para ilustrar la hipótesis de que el fenómeno del videojuego es una actividad eminentemente resonante -o bien concentra una gran acentuación resonante- en los términos en que los señala el sociólogo alemán.

Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 04 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Guillermo Paredes Otero

      Comentó el 12/04/2023 a las 14:48:52

      Buenas tardes Jesús. Magnífica ponencia, sobre todo si pones de portada a Gris y de fondo a Aloy. Me gustaría seguir con el comentario expuesto por Jia y saber tu opinión sobre qué crees que falta o es necesario para que oficialmente el videojuego sea considerado como arte y se termine el debate al respecto.

      Un saludo.

      Guillermo

      • profile avatar

        Jesús Albarrán Ligero

        Comentó el 12/04/2023 a las 16:42:13

        Buenas tardes, Guillermo, gracias por tus generosas palabras y por tu pregunta. Como decía en el caso de la pregunta de Jia Lin, es difícil establecer los límites o acotaciones del concepto de arte. Lo que podemos afirmar es que el arte "existe" para quien tiene sensbilidad para ello, es decir, para quienes comparten el gusto por la forma, el juego y el contenido de cualquier objeto estético. De hecho, el arte que conocemos hoy día nunca ha sido "arte" en sentido estricto hasta la revelación de consideraciones estéticas de principios de siglo XX. Para los griegos el arte era cuestión de pura técnica (tekné), el canon de bellaza y arte de la escuela Fiorentina se vio subvertido por Kant y el romanticismo e Idealismo alemán al coquetear con términos como siniestro, naturaleza o sublime. Debatir sobre la idonedad del arte en el videojuego es como hacerlo con cuadros de Andy Warhol, particularmente creo que no existe mucho recorrido teórico e intelectual al respecto; puesto que no existe una fórmula algoritmica que encapsule la experiencia artística, solo balbuceos, una manera torpe e insuficiente de compatir el impacto de la experiencia estética, y como dice Malevich, esto se encuentra también en el videojuego si existe un vago alineamiento de forma, contenido y juego (estoy pensando en Gadamer, aquí). Desde este punto de vista, podemos decir que por supuesto que existe el arte en el videojuego, aunque me parezca un debate carente de sentido y un poco manido. Aunque creo que tu pregunta no se refiere al arte a nivel teórico o intelectual. Presupongo en la formulación de tu pegunta (no sé si estaré en lo cierto) un "reconocimiento explícito de la Institución", siendo la institución una forma de organización social o comunal que establezca o fije el canon -el objeto estético como arte, en este caso-. Si estes es el escenario, solo podemos comentar que en nuestro país se están dando pasos para el reconocimiento del videojuego como industria cultural, aunque este cambio provenga de su constitución tácita como fuente de beneficio económico dentro de los resortes del mercado. Espero haber respondido a tu pregunta, Guillermo, y me encuentro a tu disposición para cualquier cosa que necesites.

    • profile avatar

      Jia Lin

      Comentó el 12/04/2023 a las 01:53:25

      Muy interesante su ponencia, Jesús. Con juegos como Gris, es imposible no pensar en el arte y en lo sublime, sobre todo por su parecido con la pintura al usar una estética de acuarela. Muchas veces me he preguntado si el videojuego es realmente arte, ya que consideramos al cine, la literatura o la música parte de él, principalmente porque el videojuego puede contener el arte en sí mismo. Me interesaría saber su opinión, ya que no sé si es un medio para transmitir arte o parte de él.
      Un saludo y enhorabuena por la ponencia.

      • profile avatar

        Jesús Albarrán Ligero

        Comentó el 12/04/2023 a las 12:19:04

        Mucho gusto, Jia Lin. Gracias por tus generosas palabras y por tu interesante pregunta. En primer lugar, deberíamos definir qué es arte, una cuestión crucial en la historia de la estética -cómo no- desde los inicios. Y aunque podemos acercarnos a sus efectos en el sujeto estético (de ahí que sepamos de su existencia), es cierto que el fenómeno del arte (o mejor deberíamos decir, la experiencia estética) es diluido, irregular y a menudo inefable. Sabemos que existe y que aun existen grados (belleza, sublimidad, lo siniestro). En este sentido, me encuentro más cercano a las posturas de Lev Manovich que consideran el videojuego como una nueva manera de expresar las inquietudes y los grandes temas humanos (la muerte, el amor, etc.) a través de la experiencia holística del videojuego; lo que en muchos casos -aunque no necesariamente- lo acerca a lo que consideramos teóricamente como arte. No sé si he contestado a la pregunta. ¡Muchas gracias de nuevo y estoy a tu dispsoición para cualquier duda, sugerencia o comentario!


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Organiza

Colabora