CÓD.S07-38 ONLINE

Las TIC en la formación de profesorado. Una experiencia en la Universidad de Málaga

La pedagogía de la experiencia (Contreras & Pérez de Lara, 2010) nos invita a pensar el oficio docente poniendo en el centro la relación docente-estudiante. Por tanto, la formación docente debe encaminarse, desde esta tradición pedagógica, a que el profesorado se cuestione por su relación con los saberes constituidos y lo dote de significado desde su biografía. Para llevar a cabo esta formación, se vienen proponiendo diversas estrategias (Contreras, 2016), todas vinculadas (y en su mayoría provenientes) de la investigación narrativa. Entre otras, destacan el trabajo a través de: a) la escritura y conversación en torno a “la propia vivencia de la formación como lugar y oportunidad de experiencia” (Contreras, 2013, p. 133); b) relatos y “experiencias de profesionales y sus saberes” (p.133); c) “pensar con historias” de ficción, ya sean del cine o la literatura (Morris, 2002).

Esta vía de trabajo exige crear en el aula un espacio de encuentro en el que el diálogo y las historias con las que se piensa el conocimiento pedagógico puedan tener lugar. Sin embargo, la alarma sanitaria provocada por la COVID-19 nos ha forzado a trasladar la formación docente a al espacio virtual, donde el encuentro y la construcción de una relación pedagógica se antoja más complejo (Martín-Alonso et al., 2020).

En este contexto, el propósito de esta comunicación es ahondar en las posibilidades y limitaciones de la enseñanza virtual en la formación docente a la luz de la experiencia vivida durante el último curso escolar. Por ello, realizamos la indagación a través de una metodología de autoestudio (Vanassche & Kelchtermans, 2015), en la que analizamos una experiencia desarrollada en el Máster de Educación Secundaria en la Universidad de Málaga por el autor del texto. La información se ha recogido a través de cuatro procedimientos de investigación: 1) diario del docente; 2) análisis documental de los trabajos realizados por el alumnado; 3) cuestionario que realizó el alumnado; 4) un grupo focal con 5 estudiantes.

En esta experiencia ha sido necesario crear nuevas estrategias formativas que se adaptasen a la situación forzada de formación virtual, al tiempo que se siguiesen las propuestas de la pedagogía de la experiencia y se permitiese la participación de todo el alumnado. Así, en los resultados y su discusión se abordan en dos dimensiones: 1) la enseñanza virtual no puede emular a la presencial, la relación que se construye termina siendo de naturaleza diferente; 2) la virtualidad tiene la potencialidad de permitir el encuentro con profesionales que, en otras circunstancias, no sería posible. De hecho, en la experiencia estudiada todo el alumnado debió entrevistar a dos pedagogos y, en clase, se contó con el testimonio de dos maestras. En el análisis de los resultados se ahonda en las posibilidades que estos encuentros abrieron y cómo permitió al alumnado el diálogo con los saberes constituidos.

Palabras clave

Formación Docente Pedagogía de la Experiencia Universidad

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Diego Martín-Alonso

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 44 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Jose Maria Torrens Calleja

      Comentó el 15/05/2021 a las 10:22:50

      Hola Diego, enhorabuena por la ponencia. Un trabajo muy interesante ya que repercute en la enseñanza actual, y se ha disparado con la pandemia. Tengo una pregunta, como se podría hacer el uso de las TIC obligatorio en todas las edades y si se podría implementar en futuro como una herramienta de educación como requisito para seguir los cursos académicos.

      José María Torrens
      Mallorca

      Responder

    • profile avatar

      Teresa Susana Vázquez Regueiro

      Comentó el 01/05/2021 a las 13:16:55

      Buen día, Diego.
      Enhorabuena por tu trabajo, muy interesante, desde mi perspectiva que soy profesora en un IES y asociada en la Facultad de Formación del Profesorado.
      En muchas ocasiones he tenido debates en aula sobre este tema y me sorprende lo tradicional de un discurso que se queda, en el uso de las TIC, puramente operativo, algo alejado de la realidad, que muestran un grupo importante de alumnos. Las prohibiciones de dispositivos, por ejemplo, están perfectamente aceptadas y, sin embargo, no se interioriza la necesaria educación digital de cara a resolver gran parte de los problemas relacionados con las TIC que, cada día, pueblan los medios de comunicación....
      En este sentido, crees que sería fundamental concienciar al alumnado de las Facultades sobre la responsabilidad que el cuerpo docente tiene de cara a la normalización de un uso responsable de las TIC?
      Un saludo y felicidades.

      Responder

    • profile avatar

      Antonia Martí Aras

      Comentó el 30/04/2021 a las 13:51:55

      Estimado Diego, antes que nada felicidades por el trabajo realizado, ante la necesidad creciente de la formación del profesorado en las TIC, como crees que se podría introducir este elemento en el curriculum de magisterio??

      Gracias

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 30/04/2021 a las 14:26:16

        Hola Antonia,
        Buena pregunta. Más allá de que hubiera asignaturas específicas para ello, lo fundamental será que se conviertan en un contenido transversal. Es decir, que pensemos en las TIC en relación con los diferentes aspectos de la formación docente. Por ejemplo, ¿en qué medidas ayudan a la inclusión las TIC?, ¿en qué situaciones suponen un obstáculo a la inclusión?, ¿cómo nos pueden servir los dispostivos digitales para pensar la coordinación docente y la organización escolar?, ¿en qué formas las TIC enriquecen las propuestas didácticas?

        Responder

    • profile avatar

      Jesús López Belmonte

      Comentó el 30/04/2021 a las 09:40:34

      Estimado Diego, enhorabuena por la aportación. Me ha resultado muy interesante. Tengo una pregunta: ¿Consideras que la formación inicial de los estudiantes de Grado en Educación es suficiente para llevar a cabo prácticas efectivas en los distintos espacios de aprendizaje? Gracias. Un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 30/04/2021 a las 09:55:35

        Buenos días Jesús, esta es una cuestión muy amplia y por completo fuera del propósito de la comunicación. Si desea abordar estas preguntas le remitiría a investigación que aborda esa cuestión en detalle:
        Contreras, J. (Ed.). (2016). Tensiones fructíferas: Explorando el saber pedagógico en la formación del profesorado: una mirada desde la experiencia. Octaedro.
        Korthagen, F. (2010). La práctica, la teoría y la persona en la formación del profesorado. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 68(24,2), 83-101.
        Pérez-Gómez, A. I. (2010). Aprender a educar. Nuevos desafíos para la formación de docentes. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 68(24,2), 37-60.
        Zeichner, K. M. (2010). Nuevas epistemologías en formación del profesorado. Repensando las conexiones entre las asignaturas del campus y las experiencias de prácticas en la formación del profesorado en la universidad. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 68(24,2), 123-149.

        Responder

    • profile avatar

      Javier-Eladio Guzmán Villanueva

      Comentó el 29/04/2021 a las 20:45:05

      Hola Diego: ¿Existe algún peligro de que un mal uso de la enseñanza virtual aumente la desinformación -un fenómeno al que la sociedad está ya acostumbrada, por lo que no se escandaliza-?

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 30/04/2021 a las 07:57:55

        Hola Javier,
        Aunque tu pregunta excede el propósito de la investigación y lo que vengo estudiando, por mi experiencia sí podría afirmarte esto con cierta seguridad. L@s estudiantes (también los docentes) están acostumbrad@s a buscar por internet toda la información y generalmente sin demasiado cuidado con las fuentes y el rigor de la información. Esto se traslada también a la formación universitaria. No tanto como desinformación, que también, sino como simplificacion del conocimiento. Me explico, l@s estudiantes cuando escuchan algo que no conocen, buscan en internet y encuentran una definición escueta o un esquema visual que lo explica y con ello se conforman. Haciéndose una idea simplista de conceptos generalmente complejos. Y la enseñanza virtual aumenta este tipo de disposición en las clases.

        Responder

    • profile avatar

      Franklin Gustavo Santín Picoita

      Comentó el 29/04/2021 a las 16:33:49

      Buenos días. Soy Gustavo, desde Ecuador. Muy interesante trabajo, sobre todo en estos momentos en los que evolucionamos por la pandemia y la tecnología es la nueva presencialidad. Mi consulta es, cómo lidiar la no participación de estudiantes bajo el uso de las herramientas tecnológicas. Gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 18:22:48

        Hola Gustavo, depende de la etapa educativa en que nos encontremos. Pensando en el ámbito universitario debemos considerar una cuestión fundamental. No estamos en la etapa de educación obligatoria, por lo que el acercamiento a este "dilema" va a ser distinto a la escuela. Tenemos que considerar que son adultos que están en la formación voluntariamente y por propio interés. En ese contexto, debemos dialogar con ellos las dificultades que puedan tener por la situación de virtualidad y tratar de consensuar posibles soluciones por nuestra parte y compromisos por la suya (te recomiendo mirar la propuesta que hace más abajo Juan Risueño).
        Por otro lado, el uso de algunas herramientas que permiten la interacción también puede ayudar (solo en parte). Para mí una que ha tenido un cierto éxito, ha sido mentimeter, pero hay otras muchas similares.
        Pero en ningún caso se trata de compensar con un doble esfuerzo la falta de implicación del alumnado, algo que a veces termina por tergiversar la docencia universitaria. La universidad es el espacio para la construcción de conocimiento... no un espacio "marketing" donde tengamos que vender nuestras asignaturas a l@s estudiantes de las formas más atractivas posibles. Como decía al inicio, son adultos que están ahí voluntariamente y si les ponemos los medios y no desean participar tenemos que aceptarlo (por supuesto quien no termine con la formación suficiente no podrá superar la asignatura). Quizá esto último suena algo radical, pero hay riesgos y líneas con las que debemos tener cuidado.

        Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 30/04/2021 a las 07:58:57

        Te dejo la referencia a un texto que puede serte de interés sobre estos asuntos que te comentaba: Soto Gómez, E., Maldonado-Ruiz, G., Márquez-Román, A., & Peña Trapero, N. (2021). Reconstruyendo el conocimiento práctico en confinamiento. Una experiencia de enseñanza en la formación inicial de docentes. Revista de Educación a Distancia (RED), 21(65). https://doi.org/10.6018/red.450621

        Responder

    • profile avatar

      Rubén Medina Serrano

      Comentó el 29/04/2021 a las 15:58:46

      Hola Diego! Enhorabuena por la ponencia!
      Quería preguntarte si has realizado algún análisis sobre que herramientas TIC reciben mayor
      aceptación sobre diferentes tipos de estudiantes (edad, sexo, etc..).

      Un saludo,
      Rubén

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 18:11:51

        Hola Rubén, esa sería una investigación interesante, pero se sale del propósito de mi estudio. Aunque es algo en lo que no he ahondado sistemáticamente sobre ello, desde mi experiencia te diría que una opción que suele ser muy atractiva para los más jóvenes es trabajar con las redes sociales (Twitter, Instagram...), l@s estudiantes de más edad suelen ser algo más reticentes a estas propuestas. Pero de la misma manera en que señalo repetidamente en comentarios anteriores, su mero uso no supone una mejora de la enseñanza, es necesario pensar los contextos, necesidades y propuesta pedagógica que vamos a realizar.

        Responder

    • profile avatar

      Mercedes Fernández Paradas

      Comentó el 29/04/2021 a las 12:17:12

      Mi enhorabuena por el trabajo que nos has presentado sobre el uso de las TIC entre los docentes. Como bien indicas, la docencia va de la mano de la experiencia, y esa experiencia difiere mucho entre la presencialidad y la virtualidad, también para los discentes. En este tiempo de pandemia todos nos hemos tenido que acomodar a otro tipo de docencia, pero quizás no es ni mejor ni peor, únicamente que ha sido de manera abrupta su implantación. Tal vez, con el tiempo, repensando en los pros y los contras que hemos obtenido de esta experiencia, podamos avanzar en un sistema donde esté más presente la tecnología de lo que estaba en la era pre-covid, al menos en el ámbito educativo universitario. Al hilo de esto, y elucubrando un poco, me gustaría saber tu opinión al respecto, sobre cómo ves la educación a futuro y de si es bueno o no una mayor dependencia de la tecnología.

      Gracias de nuevo por tu ponencia. Un cordial saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 12:30:27

        Hola Mercedes,
        Efectivamente la irrupción abrupta de la docencia virtual ha hecho que no se haya podido desarrollar con toda la potencialidad que podría haber sido o que no se hayan aprovechado todas las virtudes de las TIC. Esto es algo que, como dices, hay que diferenciar en el debate sobre la necesidad o no de la presencialidad. Como expongo en la comunicación, creo que es necesario buscar cómo aprovechar las TIC sin perder la presencialidad (al menos en la formación docente, en otras áreas de conocimiento el debate puede modificar).
        Respecto a lo que preguntas, es algo que había hablado en respuesta a la intervención de Santiago Pozo, para no cansar y reincidir en lo mismo te remitiría a ese comentario.

        Responder

    • profile avatar

      Carlos Fanjul Peyró

      Comentó el 29/04/2021 a las 11:23:13

      Hola Diego! Enhorabuena por la ponencia. Soy Carlos Fanjul de la Universidad de Jaume I de Castellón. Quisiera preguntar, o más bien que me des una reflexión, sobre cómo consideras tú que es mejor utilizar las TIC (o qué herramientas digitales recomendarías) para fomentar más la motivación de los alumnos, ya no solo para el contenido sino para la interacción real entre profesor-alumno, más fácil de conseguir a nivel presencial y más complicado de lograr a nivel virtual. Muchas gracias!!! Un abrazo

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 11:41:33

        Hola Carlos,
        Hablar sobre motivación no puede estar desconectado de hablar sobre el sentido (si seguimos a Perrenoud). Es decir, no se trataría tanto de "endulzar una píldora amarga", como de que lo que hagamos tenga sentido para nosotros como docentes y para el alumnado. Aquí es donde nos encontramos la dificultad, pues la formación a distancia pone muchos obstáculos para una formación de calidad y "con sentido". Al mismo tiempo las TIC puede ayudarnos a recuperar algo de ese sentido. Quizá sea esta la línea de trabajo...
        Por ejemplo, los debates y diálogos son mucho más difíciles en el entorno virtual y aquí podemos encontrar herramientas que nos permitan crear espacios más fluidos de interacción. Por ejemplo podemos encontrar herramientas como mentimeter u otras similares que, bien utilizadas, pueden invitar al alumnado a la discusión y que la mayoría puedan participar.

        Responder

    • profile avatar

      Maria Henar Alonso Mosquera

      Comentó el 29/04/2021 a las 10:49:20

      Buenos días, Diego, y enhorabuena por una ponencia tan interesante. Me gustaría preguntarte qué necesidades detectas que hay en la formación del profesorado para el uso de las TIC, y por dónde debe ir esta formación, quizá más enfocada al plano meramente técnico, o si falta "pedagogía" sobre cómo aprovechar el potencial de estos medios. Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 10:56:44

        Hola Maria Henar, me decantaría más por la segunda opción. L@s estudiantes de magisterio y pedagogía tienen un conocimiento abrumador en el uso y funcionamiento de los recursos digitales. Pero falta trabajar más en profundidad en el sentido de su uso, por qué y para qué. Como señalas, hay que trabajar en un sentido más pedagógico con los recursos TIC.

        Responder

    • profile avatar

      Álvaro López-Martín

      Comentó el 29/04/2021 a las 10:19:26

      Buenos días, Diego. Enhorabuena por tan interesante ponencia. Al hilo de lo expuesto, me surge la siguiente cuestión: ¿hacia dónde cree que se encamina la docencia en relación con las TIC? ¿servirán estas como complemento o como un sustitutivo a la educación tradicional? Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 10:26:53

        Hola Álvaro, gracias por tus palabras. Para responderte me remitiría a los comentarios que daba a Santiago Pozo.

        Responder

    • profile avatar

      José Hidalgo Navarrete

      Comentó el 29/04/2021 a las 09:29:02

      Hola Diego, la experiencia es muy interesante y aporta datos que habrá que tener en cuenta como bien dice, si se produjera otra vez la situación vivida (esperemos que no).
      Sin embargo algo que sí se debería dejar claro es el gran potencial del profesorado para salir adelante y rehacerse ante las adversidades. Muchas veces se habla de la formación del profesorado como una necesidad, que lo es, pero no es menos cierto que un 16 de marzo nos encerramos en nuestras casas, y al día siguiente, de una manera u otra, los estudiantes estaban recibiendo clase.
      En definitiva, lo que quiero realzar es el gran potencial de nuestro profesorado, es verdad que con diferentes niveles y es ahí donde hay que incidir en la formación, en los que lo tengamos más bajo, pero considero que estamos muy bien formados. En las universidades españolas existe una gran formación y creo que a veces, se nos olvida y pensamos que no podremos hacer muchas cosas, pero en una situación como el confinamiento vivido, salen a la luz todo lo que sabemos y no éramos conscientes.
      Un saludo

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 09:57:44

        Hola José,
        Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y quizá va un poco en la línea de lo que pretendía plantear en algunos de los comentarios que escribía anteriormente. No se trata de formarse en el uso de TIC en las escuelas, sino de formarse en lo que sea necesario y cuando sea necesario. El año pasado fue necesario formarse en el uso de diferentes recursos digitales para pasar la docencia a la virtualidad y una gran mayoría del profesorado lo hizo de forma admirable.

        Responder

    • profile avatar

      Santiago Pozo Sánchez

      Comentó el 28/04/2021 a las 19:18:35

      Estimad Diego:
      Enhorabuena por tu trabajo, me ha resultado muy interesante.
      ¿Hacia dónde cree que evolucionarán las tecnologías de la información y la comunicación en el ámbito educativo durante la próxima década? La tecnopedagogía es un campo en el que los cambios se producen a velocidades de vértigo, y en muchas ocasiones es complejo que los docentes se adapten a las nuevas tendencias.
      Espero tu respuesta.
      Recibe un cordial saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 07:56:30

        Hola Santiago,
        Es díficil saberlo y atrevido pretender responderlo. No sé cómo avanzarán y evolucionarán las TIC en los próximos años, pero sí hay estudios que señalan dos cuestiones que hay en juego y no podemos olvidar. Por un lado, siendo necesaria su introducción en las escuelas, también es interesada por parte de las empresas tecnológicas, pues esto supone un significativo beneficio económico para ellas. Es una batalla que ya están ganando, la de persuadir y convencer del beneficio que supone la introducción de dispositivos y software en las aulas, como si su mera presencia ya fuese sinónimo de calidad e innovación; sin repensar los modelos pedagógicos que las sustentan. Por lo que seguro nos encontraremos en los próximos años, como ya está pasando, la presencia de presiones y discursos emanados de estas empresas para alabar el beneficio de sus propios productos.
        Por otro lado, como advierte Marina Garcés, es necesario tener cuidado con la inercia a adaptarse a los cambios. Antes debemos pensar cuáles son esos cambios, de dónde vienen y si es realmente es necesario adaptarse a ellos. De lo contrario podemos encontrarnos con situaciones como la que planteaba antes, agentes particulares e interesados planteando un escenario al que debemos adaptarnos si no queremos quedar retrasados o anticuados.

        Responder

      • profile avatar

        Teresa-G. Sibón-Macarro

        Comentó el 29/04/2021 a las 14:07:07

        Buena pregunta...

        Responder

    • profile avatar

      Israel David Medina Ruiz

      Comentó el 28/04/2021 a las 18:29:30

      Diego, buenas tardes. Felicitarte por la ponencia, ha sido muy interesante el enfoque que le has dado a un tema que nos toca tan de cerca en estos momentos. Hay dos cuestiones princiales que extraigo de lo expuesto, una primera es la necesidad de implicar al alumnado del máster en profesorado en lo que es la docencia real en un instituto. Como bien dices, todo lo leído, estudiado, debatido previamente te ayudará a tomar mejores decisiones en el aulta, pero que finalmente es el docente quien va a tener que decidir cómo afrontar los problemas con el alumnado. La realidad es bastante más compleja de lo que se ve en esta formación universitaria y, por tanto, cuantas más horas de prácticas se implemente en el máster mejor preparados saldrán los futuros docentes.
      Por otro lado, el tema de las TIC durante este tiempo de pandemia, la presencialidad vs la virtualidad, sus pros y contras, etc. Lo que seguro hemos sacado en claro es que llevamos muchos años hablando de las TIC pero realmente no se han usado con todo su potencial, y ante este escenario, donde había que usarlas sí o sí, nos hemos encontrado con muchos problemas. Afortunadamente poco a poco se han ido solventando, tanto en la universidad como en el resto de enseñanzas. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer en hacer un correcto uso de las tecnologías.
      Quisiera preguntarte sobre cómo verías tú, a futuro, una enseñanza universitaria bimodal, donde la parte teórica pudiera ser online y la práctica presencial, o repensar en la necesidad de la clase magistral universitaria y de qué forma podría ser más significativa para el alumnado. Un saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 07:49:52

        Hola Israel David,
        Muy interesantes tus dos reflexiones. Pero matizaría una cosa. Y es que más prácticas no significa necesariamente una mejor formación. Significa que están más tiempo en los centros educativos, pero esto requiere de un acompañamiento particular desde la universidad para construir saber pedagógico (esta es la dificultad), de lo contrario lo que nos encontramos es con la repetición sin criterio de los modelos educativos que se desarrollen en los centros educativos a los que acuden l@s estudiantes.
        Respecto a lo que preguntas. Depende de la rama de conocimiento, no es lo mismo las necesidades que requiere la formación de médicina que de psicología, por ejemplo. En el caso concreto de la formación docente es imprescindible la presencialidad, sin hacer distinciones entre teoría y práctica. Esto es algo que requiere de bastante extensión para desarrollarlo, pero a modo general reincidiría en los motivos que señalo en el vídeo. Y para un mayor desarrollo, recomendaría consultar algunos de los textos de este monográfico, que exponen el impacto en la formación docente durante la pandemia y al perder la presencialidad: http://fchportaldigital.unsl.edu.ar/index.php/ARGO/issue/view/21/showToc

        Responder

    • profile avatar

      Jesús Juan Risueño Martínez

      Comentó el 28/04/2021 a las 18:14:49

      En primer lugar, enhorabuena por tu trabajo. En los tiempos que no está tocando vivir debido a la situación generada por la pandemia, todos hemos tenido que "ponernos las pilas" en busca de las mejores estrategias a nuestro alcance para poder continuar con la docencia de manera eficaz y efectiva.

      En relación al tema que se ha comentado anteriormente de que los alumnos puedan tener la cámara encendida durante las videoconferencias, me gustaría señalar que yo opté por la misma solución que tú comentas. Negocié con mis estudiantes el que de manera voluntaria encendieran la cámara durante las clases online. Entre otros argumentos, les demostré lo incómodo que es hablar a una pantalla sin ver a nadie en vivo. A través de determinadas actividades en las que ellos tenían que participar e interactuar unos con los otros, les dije que todos mantuvieran la cámara apagada (y yo también). Ellos mismos experimentaron lo incómodo de la situación y acordaron que era mejor, siempre que fuera posible, encender las cámaras durante las clases.

      Un cordial saludo.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 29/04/2021 a las 07:41:34

        Hola Jesús Juan, gracias por compartir tu experiencia. No había llegado a valorar esa posibilidad y me resulta muy potente. Si se da de nuevo una situación similar creo que la implementaré. En cualquier caso, creo que es la línea, en situaciones conflictivas, de tensiones, y difíciles de resolver, es imperante dialogar y encontrar la solución con l@s estudiantes. !Muchas gracias!

        Responder

    • profile avatar

      Arturo Fuentes Cabrera

      Comentó el 28/04/2021 a las 16:40:19

      Muy interesante comunicación, especialmente en los tiempos que corren, con la enseñanza "desde casa" y el "teletrabajo" asociado inexorablemente a las tic.

      Responder

    • profile avatar

      Juan Manuel Peláez Pérez

      Comentó el 28/04/2021 a las 12:36:59

      Buenos días,

      Enhorabuena por la comunicación presentada, ha sido muy interesante.

      En una sociedad cada vez más conectada e influenciada por las nuevas tecnologías, parece insalvable que las TICs aparezcan en el ámbito educativo. Atendiendo a uno de sus comentarios del final de la ponencia, ¿cómo cree que sería la combinación perfecta entre presencialidad y tecnología?

      Muchas gracias.
      Saludos,

      Juan Manuel.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 28/04/2021 a las 13:16:48

        Hola Juan Manuel,
        Es una pregunta compleja, sobre la que hay mucha investigación. No me atrevería a dar una respuesta cerrada en el pequeño espacio del que disponemos para conversar por aquí. Pero quizá si animaría a pensar que buscar esta "combinación" requiere una búsqueda. En tanto que en ocasiones se trata de nuevas prácticas, tenemos que "arriesgarnos", probar e investigar sobre nuestras propias prácticas para encontrar estas nuevas vías de trabajo.
        Saludos,
        Diego.

        Responder

    • profile avatar

      Sara María Torres Outón

      Comentó el 28/04/2021 a las 11:28:48

      Buenos días Diego, me ha resultado muy interesante el trabajo presentado. En la Universidad de Vigo -a la que pertenezco- hemos consultado al alumnado de Grado de Educación Primara sobre su percepción de gestión del conocimiento y nos hemos encontrado con grandes diferentes en sus competencias digitales. En nuestro caso, consideramos que quizás no le ven la utilidad suficiente a la gestión del conocimiento, por ello lanzó la siguiente pregunta -relacionada con la realizada por Manuel García-Borrego-: ¿qué tipo de formación, competencia o medida consideras necesaria para que los docentes puedan aplicar las Tics en la educación? Un saludo,

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 28/04/2021 a las 11:43:11

        Hola Sara, muy buena pregunta. Quizá me remitiría a la respuesta que le di a Paz. No se trata tanto de "persuadir" o convencer de aplicar las TIC en educación, como de sostener la formación docente no (solo) en lo metodológico sino en cuestiones epistemológicas. Es decir, que pensemos qué significa la enseñanza, qué demanda nuestro alumnado y en ese marco aparecerá la necesidad o no del uso de TIC u otros recursos didácticos, sobre los que será necesario formarse.

        Responder

    • profile avatar

      Paz Díez Arcón

      Comentó el 28/04/2021 a las 11:18:49

      Buenos días, Diego.

      Felicidades por el estudio, considero que es realmente útil como ejercicio reflexivo sobre las própias prácticas docentes por parte de las participantes y de gran utilidad para los profesores en formación.
      Aún con las dificultades expresadas por las estudiantes, se entiende que estos futuros docentes tienen asumido que las TIC han de ser usadas en el aula, no de la manera forzada creada por la pandemia, sino de una manera consciente sopesando el potencial y los beneficios que pueden aportar a los estudiantes. Las generaciones en formación, como indicaba, asumen estos retos que se ven reforzados por estudios como el que presentas donde absorben ese conocimiento que aporta la experiencia. No obstante, ¿qué sucede con los profesores en servicio que reniegan de las TIC incluso, como se ha sabido, en la situación de este año pasado? ¿Hay algún proyecto que conozcas que traslade este tipo de experiencias al colectivo docente en servicio? Considero que siguiendo una línea similar a la que presentas, basada en las experiencias, puede ser de gran utilidad para concienciar de las bondades de las TIC.

      Muchas gracias y, de nuevo, felicidades por el trabajo.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 28/04/2021 a las 11:38:20

        Hola Paz,
        Gracias por tu comentario y tus preguntas. Es difícil abordar lo que preguntas. Por un lado, es necesario incluir las TIC en las escuelas (vi una comunicación en este simposio muy interesante sobre esto: "Plataformas digitales y educación: colectivos y análisis de uso"). Pero, por otro, no podemos confundir la introducción de las TIC como algo que mejora la enseñanza por sí mismo. Lo necesario es disponer de una base pedagógica rigurosa y, en esa articulación, cuando deban aparecer las TIC poder incluirlas. El debate no será tanto en "cómo incluir las TIC" (debate que tiene una presuposición de beneficio de las TIC per se), sino en pensar "cómo orientar las escuelas, qué necesita el alumnado y qué pueden hacer las TIC en ese contexto". Además del irresoluble debate que acabo de plantear nos encontramos con que hay profesorado que efectivamente es rehacio o no tiene conocimientos suficientes para utilizar las TIC cuando pueda ser necesario.
        Aquí quizá el enfoque sería el de ir al origen, a repensar las prácticas educativas de cada quien, qué hacemos con nuestro alumnado, qué necesita... y al pensar sobre esto aparecerá (cuando tenga que hacerlo) el uso de las TIC y, entonces, será ineludible formarse en el uso de la herramienta que proceda.

        Responder

    • profile avatar

      Alba Córdoba-Cabús

      Comentó el 27/04/2021 a las 11:28:41

      Enhorabuena por tu trabajo, Diego. Me ha parecido muy interesante. Me gustaría saber qué opinas del uso de la cámara en este sistema virtual/bimodal de docencia. ¿Se le debería "obligar" al estudiantado a encenderla durante la sesión?
      Muchas gracias

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 28/04/2021 a las 08:19:02

        Hola Alba,
        Muy buena pregunta. Es un debate que hemos tenido entre compañeros/as y que tiene difícil solución. Te cuento mi posición después de mucho pensar, leer y debatir. Por un lado no poner la cámara nos separa del alumnado y termina por convertir las clases en totalmente unidireccionales, sin que haya opción para el diálogo, el intercambio... Por otro lado, no es una opción pedagógicamente sostenible obligar a poner las cámaras (además de que creo que no es legal), pues tenemos que entender que hay estudiantes que pueden no tener su cámara en buen funcionamiento, estar en sus casas con otras personas que con todo su derecho quieren no ser vistos, etc. Independientemente de la circunstancia por la que no lo deseen, pueden no querer poner la cámara y poco se puede hacer para cambiarlo.
        Cómo yo he trabajado en esta situación ha sido la de exponer a las estudiantes que yo necesito verles las caras y necesito que se vean entre ellas/os, pero que no puedo obligarlas, por lo que queda en su decisión y responsabilidad ponerlas o no y que parte del desarrollo de la sesión dependerá de ello.
        Entiendo que son adultas/os y ellas deciden en qué modo implicarse, si alguien no puede poner la cámara (por el motivo que sea) da igual que yo la obligue que no lo va a hacer y si alguien se "escaquea" y no la pone es porque tiene una falta de implicación en la asignatura como para llegar a no ponerla (y en ese caso, la falta de cámara es el menor de los problemas).

        Responder

    • profile avatar

      Manuel García-Borrego

      Comentó el 26/04/2021 a las 14:37:07

      Buenos días, Diego. Soy Manuel García Borrego, de la Universidad de Sevilla. Muchas gracias por tu ponencia, me ha encantado y me ha traído recuerdos de la Universidad de Málaga, en la que trabajé durante más de cuatro años. Quería conocer tu opinión personal (y académica) sobre el sistema bimodal, ese formato a medio camino entre lo presencial y lo virtual que, al menos según lo que me ha tocado vivir a mí, deja al profesor en terreno de nadie y le impide volcarse del todo con los grupos, porque cada uno (el de clase y el de casa) tiene necesidades completamente distintas. Gracias de nuevo y un saludo desde Sevilla.

      Responder

      • profile avatar

        Diego Martín-Alonso

        Comentó el 28/04/2021 a las 08:10:26

        Hola Manuel,
        El tiempo que ha durado la bimodalidad (porque rápido pasamos a la virtualidad completa) ha sido algo caótica. Igual que para cuestiones sanitarias están preguntando al profesorado de la facultad de medicina, habría sido necesario consultar también al profesorado de la facultad de ciencias de la educación para plantear medidas alternativas a la presencialidad tradicional.
        En cualquiera de los casos, todo lo que no sean las clases presenciales van dejarnos como dices "en terreno de nadie". Hay que asumir que estamos en una situación de emergencia y cualquier medida que tomemos va a ser una pérdida en calidad. Lo que hay es que buscar la opción "menos mala". La bimodalidad no es de estas opciones, es más bien un amago de querer seguir haciendo lo mismo, simulando que todo va igual, que las clases no cambien, cuando efectivamente están cambiando (hay una pandemia...).
        Habría que haber buscado otras opciones. Algunos compañeros optaron por las "clases invertidas" y otros por crear un programa totalmente diferente de sus asignaturas que se pudiera adaptar a la bimodalidad. Aquí cada materia y área de conocimiento requiere ser pensada de forma independiente, no se requiere lo mismo para la formación en arquitectura, que en medicina o educación.

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.