CÓD.S01-03 ONLINE

Redes sociales ¿herramienta de inclusión o segregación educativa? Análisis crítico de la inclusión digital en contextos educativos.

Este texto comprende un análisis crítico del resultado de la inclusión de las redes sociales en el ámbito educativo. Las redes sociales se han instalado como herramienta de comunicación, aprendizaje y ocio en la ciudadanía. El uso de estas ha ido evolucionando con el transcurso de los años, siguiendo el progreso de las propiedades socioculturales, educativas y de clase. Las estrategias educativas se han alimentado de las tecnologías emergentes para transmitir conocimientos de acuerdo con los intereses del alumnado. No obstante, su ratio de alcance se reduce a medida que nos acercamos a los grupos más vulnerables. Las redes sociales activan una serie de recursos económicos, socioculturales y educativos que limitan su acceso a parte de nuestra ciudadanía.

La situación actual, causada por el COVID-19, nos ha ofrecido la posibilidad de detectar cómo afectan esas diferencias en contextos educativos. La educación se ha digitalizado y, con ello, los recursos pedagógicos, personales, relacionales, emocionales y afectivos que se ofrecían. Esta repentina inclusión de la tecnología resaltó la carencia de recursos personales y materiales en el profesorado, el alumnado y sus familias; tanto como la incapacidad del sistema político para ofrecer recursos y respuestas a estas problemáticas a corto plazo. Tras un año de escolarización digitalizada, las dificultades para el acceso y la utilización de estos recursos sigue estando marcada por una fuerte brecha digital. Tanto el profesorado como, en mayor medida, las familias carecían de la formación que les permitiera hacer un uso adecuado y eficiente de la variedad de redes digitales que se fueron implantando en el sistema a elección de los centros durante este tiempo, sin que mediara reflexión compartida, consenso u orientación alguna sobre criterios socio-educativos; lo que descuidó a los menores y a sus familias, poniéndoles en situación de vulnerabilidad educativa.

Sin embargo, son también numerosas las estrategias de empoderamiento socioeducativo que se han ido poniendo de manifiesto por iniciativa personal o colectiva de docentes y familias como respuesta a las dificultades planteadas. La ciudadanía ha respondido generando un tejido colaborativo en red que proporciona conocimientos básicos para el acceso y uso de las redes, además de proponer nuevos recursos que contribuyen a superar dificultades y limitaciones de la población en el acceso a la digitalización. En este sentido, consideramos que la implicación y el compromiso, tanto personal como colectivo está contribuyendo a la reducción de la brecha digital y que, por consiguiente, ha sido el impulso de la solidaridad ciudadana lo que ha permitido garantizar que nuestro sistema educativo se mantenga público.

Resumiendo, las redes sociales son representaciones digitales de nuestras sociedades, y si bien en ellas se filtran las desigualdades sociales, culturales, educativas y económicas, también son susceptibles de hacerlo otras virtudes cívicas; pues en cada escenario diferenciador/opresor emergen movimientos de resistencia y contestación que, como en este caso, pueden contribuir a transformar las redes sociales en espacios de diálogo al alcance de todos y todas, en los que quepan una diversidad y pluralidad de perspectivas.

Palabras clave

Brecha Digital Diálogo Educación Redes Sociales

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Giovanna Izquierdo Medina

Ver Perfil

profile avatar

Eulogio García-Vallinas

Ver Perfil

profile avatar

Iris Páez Cruz

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 0 comentarios en esta ponencia


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.