CÓD.S13-22 ONLINE

Universidad y Mujer; otra búsqueda por la Igualdad Real

A lo largo de la Historia, en diferentes culturas y épocas, la mujer ha sido considerada de forma distinta al hombre, sus roles han estado ligados, principalmente, a sus características biológicas de madre, ocupando el espacio del hogar como el lugar principal de desarrollo vital. La Educación reglada era un ámbito reservado casi en exclusiva para los hombres. La segregación y discriminación por sexos era una realidad normalizada, aceptada y enseñada desde tierna infancia por las propias mujeres; eran las encargadas de la crianza y educación en valores de los vástagos de la familia. A día de hoy y, a pesar de la evolución, desarrollo social y económico del considerado Primer Mundo, existen colectivos e individuos en el que el pensamiento patriarcal determina y condiciona la vida de todos. Sin embargo, durante esa misma Historia, han aparecido mujeres que han luchado por unos derechos que les fueron negados sólo por el hecho de nacer con el sistema reproductor femenino. Mujeres que no aceptaron ser discriminadas. Pioneras y precursoras de lo que después nació como el movimiento revolucionario del feminismo. Más que la lucha de clases, era la lucha por la igualdad real entre sexos.

Esta situación de injusticia social se mostraba en cualquiera de los ámbitos de la vida y el de la Educación Superior en las Universidades no era una excepción. En España, por ejemplo, hasta el 8 de marzo de 1910, a través de la Real Orden de dicha fecha, y firmada por el Señor Subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, el Sr. Romanones, se dispone en “no hacer distinción por razón de sexos, autorizando por igual la matrícula de alumnos y alumnas. S. M. el Rey se ha servido disponer que se considere derogada la citada Real Orden de 1888, y que por los jefes de los Establecimientos docentes se concedan, sin necesidad de consultar a la Superioridad, las inscripciones de matrícula en enseñanza oficial o no oficial solicitadas por las mujeres, siempre que se ajusten a las condiciones y reglas establecidas para cada clase y grupo de estudios.”

Desde hace algo más de un siglo, las mujeres consiguieron el derecho a cursar estudios universitarios sin tener que esconder su condición femenina y sin permisos especiales al Rey. Concepción Arenal, María Emilia Maseras o Dolores Aleu, fueron claros ejemplos de las trabas sociales y burocráticas que tuvieron que salvar para poder acceder a la Universidad. Otras no corrieron esa misma suerte.

Desde entonces, la transformación social, familiar y económica ha experimentado un verdadero cambio. Acceder al conocimiento superior, conseguir ser tituladas, les capacitaban para el ejercicio profesional para el que se habían formado y con ello, la independencia económica que les abriría las puertas a dirigir sus propias vidas si la tutela de un hombre. Sin embargo, y aunque se han conseguido verdaderos logros y avances, todavía queda mucho por hacer.

Palabras clave

Mujer E Igualdad Universidad

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Isabel Damiana Alonso López

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 3 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Edison David Andrade Sánchez

      Comentó el 05/05/2021 a las 00:42:56

      Muchas gracias Isabel Damiana Alonso López, por su aporte desde la academia a la sociedad, esa misma sociedad en la que históricamente la mujer ha luchado por sus derechos y su merecido lugar dentro de la dinámica social. Felicitaciones

      Responder

    • profile avatar

      Narcisa Pilar Contreras León

      Comentó el 04/05/2021 a las 12:11:12

      Ese trabajo se ve muy interesante, existe alguna presentación o documento que pueda revisar

      Responder

    • profile avatar

      Lilia Carpio-Jiménez

      Comentó el 03/05/2021 a las 21:56:18

      Los estudios de género hoy han alcanzado varios ámbitos sociales, en la educación no puede ser la excepción. Me gustaría conocer un poco más de este trabajo, la metodología y resultados principales.
      Saludos

      Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.