CÓD.S07-15

UTILIDAD LOS PRINCIPIOS GEOGRÁFICOS DENTRO Y FUERA DEL AULA

Sin duda, una de las cuestiones que más interés despierta en los últimos años, dentro del ámbito de la formación de las nuevas generaciones, es la importancia de estimular y fortalecer las habilidades intelectuales propias de la actitud científica: observar la realidad en términos objetivos antes que subjetivos y contar para ello con un procedimiento de análisis igualmente objetivo, riguroso y reproducible. Su generalización más allá de las disciplinas científicas clásicas ha venido en denominarse pensamiento crítico.

Sin embargo, la evidencia científica que apunta a la incapacidad humana para la objetividad absoluta, sumada a la ya histórica tendencia de la sociedad contemporánea a primar los resultados sobre los procesos intelectuales y materiales, ha favorecido la trivialización de las actitudes científicas fuera de sus ámbitos formales. Así, argumento y opinión son frecuentemente confundidos, o aún peor, se llega a sostener que los valores y sentimientos personales deben ser protegidos de hechos o realidades que puedan contrariarlos.

El proceder científico es por naturaleza lento, el proceder de nuestra sociedad y nuestros discentes es cada vez más rápido. Así las cosas, se hace necesario reformular cómo el conocimiento científico puede integrarse en el día a día de las nuevas generaciones. Es aquí donde cabe buscar en la epistemología de las disciplinas claves fundamentales que sirvan de soporte al desarrollo de un pensamiento de corte científico. Y es aquí donde la geografía puede ofrecer las claves fundacionales de su proceder: los principios científicos.

Como tales no suponen un corpus metodológico completo, antes son directrices que permiten orientar su desarrollo. Y es así donde reside su interés: son pocos, claros y aplicables en una conversación, ante la lectura o visionado de una noticia o en la realización de un trabajo o investigación. Además, gozan de una elasticidad tal que pueden enfatizar los aspectos metodológicos y su relación profunda con la epistemología o explotar su vertiente didáctica de forma pormenorizada. Constituyen una base de método, pero también un ámbito de investigación epistemológico y didáctico. Que tienen por principal bondad, ante la sociedad y los estudiantes, su fácil incardinación con las dinámicas de transferencia del conocimiento tan demandadas en los últimos años a la ciencia.

A partir de ideas sencillas, casi axiomáticas, se constituyen puntos de apoyo sobre los que articular el pensamiento crítico dentro y fuera del aula, además de promover la puesta en valor de los diversos conocimientos que se poseen para comprender la cuestión a estudio. Así, al hablar del Principio de Geografía General o del Principio de Unidad de la Tierra, por señalar los dos más conocidos, no sólo se está introduciendo una actitud científica propia de la educación geográfica sino también una herramienta para que el ciudadano se enfrente a la complejidad de la sociedad en la que vive.

PALABRAS CLAVE

Geografía; Didáctica; Sentido Crítico; Metodología.

Palabras clave

Geografía; Didáctica; Sentido Crítico; Metodología.

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Sara Cortés Dumont

Ver Perfil